Salud en Bici

En una sociedad tan ajetreada como la actual en la que apenas se tiene tiempo para poder realizar actividades fuera del horario laboral, es muy importante intentar aprovechar cualquier momento del día para hacer algo en favor de nuestra salud.

Si disponemos de tiempo al día, ¿que nos frena para ayudar a ponérnoslo fácil y hacer algo de ejercicio? si por contra nuestro tiempo es limitado ¿Qué mejor momento para realizar algo de ejercicio que nuestros desplazamientos diarios al trabajo?

En lugar de coger el coche y soportar los atascos y retenciones en la carretera, ¿por qué no pruebas a utilizar una bicicleta eléctrica para tus desplazamientos diarios? Puedes pensar: “Claro, para llegar sudado y maloliente”. ¡Error! Con una bicicleta eléctrica no tendrás ese problema. La bicicleta eléctrica es la chispa que te mueve! Con una de estas bicicletas puedes ir al trabajo aprovechando la asistencia eléctrica,  o simplemente con el acelerador, lo que hará que te desplaces sin tener que realizar un esfuerzo que te obligue a sudar. De esta forma ahorrarás tiempo en la carretera, evitando atascos, y te permitirá al salir de trabajar, volver a casa pedaleando como si fuera una bicicleta normal, o utilizando un poco de la asistencia eléctrica, de manera que estarás haciendo ejercicio.

Una bicicleta eléctrica no solamente puede ser útil para ir al trabajo. También la puedes utilizar como una bicicleta de paseo o como bicicleta de montaña, dependiendo del modelo que tengas. La gran ventaja de estas bicicletas es que te permiten llegar más lejos que con las bicicletas tradicionales, ya que su batería proporciona una autonomía de entre 70 y 120 km, dependiendo de los amperios que tenga la batería que uses. De esta manera puedes prolongar tus marchas en bicicleta más allá de lo que sueles recorrer, sin tener miedo a que cuando estés cansado te quedes tirado en la carretera.

Beneficios bicicleta electrica

Algunos pensarán: ¿Y de qué me vale la asistencia eléctrica si lo que quiero es hacer ejercicio?  Para responder a esta pregunta, basta con saber que cuanto mayor sea la duración de la actividad física, mayor será la pérdida de grasa, por lo que si podemos aguantar pedaleando durante una hora con un poco de ayuda por parte del motor eléctrico,  habremos obtenido un rendimiento mayor que si hubiéramos montado en bicicleta durante media hora a una intensidad mayor. Además, hay que saber que las bicicletas eléctricas pedelec requieren del pedaleo por parte de la persona para que la asistencia eléctrica funcione, por lo que siempre se está haciendo ejercicio con este tipo de bicicletas.

La bicicleta eléctrica permite ejercitarse también a aquellas personas que tengan problemas físicos que les impidan utilizar las bicicletas tradicionales. Por ejemplo, las personas mayores o personas con problemas en las articulaciones (por ejemplo, rodillas) se benefician enormemente de estas bicicletas, ya que les permite volver a hacer ejercicio gracias a que con la ayuda de la asistencia eléctrica, pueden superar los obstáculos que les surjan en su camino. Siguiendo con el ejemplo de una persona con problemas articulares en las rodillas, esta persona no podría superar una pendiente media con una bicicleta tradicional, por lo que su actividad física estaría muy limitada con una bicicleta. Sin embargo, con una bicicleta eléctrica solamente tiene que activar la asistencia eléctrica para superar dicha pendiente, para volver a disfrutar a continuación de su placentero paseo en bicicleta.

Las bicicletas eléctricas son útiles tanto para personas que necesitan perder peso o hacer algo de ejercicio, como para aquellas personas que están en forma y desean prolongar su entrenamiento, tratando de obtener un rendimiento mayor. Para estos últimos, la asistencia eléctrica puede suponer una garantía a la hora de intentar superar sus propias marcas, sabiendo que pase lo que pase van a poder contar con la ayuda del motor eléctrico para regresar a casa. De esta forma se pueden atrever a prolongar sus marchas más de lo habitual, ya que las baterías de las bicicletas eléctricas les proporcionan una autonomía suficiente como para poder volver a casa en caso de que quedaran exhaustos.

anciano en bici

El uso de la bicicleta eléctrica tiene también efectos positivos sobre la salud cardiovascular de la persona, ya que se trata de un ejercicio aeróbico, que va a mejorar la frecuencia cardíaca y la capacidad contráctil del corazón. Bueno, pero eso puede conseguirlo también una bicicleta tradicional, ¿no? Sí, pero las bicicletas tradicionales están vetadas para la población de cierta edad por el esfuerzo físico que requieren. Sin embargo, las bicicletas eléctricas pueden ser usadas por todas las personas, desde los niños, hasta los ancianos. Estos últimos van a ser los que más beneficios obtengan para su salud cardiovascular a partir del uso de la bicicleta eléctrica, ya que podrán realizar ejercicio físico sin fatigarse en exceso y sin que este pueda suponer un riesgo para su salud en general.

La bicicleta eléctrica es el complemento perfecto para iniciarse o mejorar nuestro nivel de actividad física, por lo que si tiene la oportunidad, adquiera una en su tienda de confianza, si no sabes por donde empezar puedes echar un vistazo por la web poniendo atención a las cosas a tener en cuenta antes de comprar una bici electrica,  pronto comenzarás a disfrutar de todas las ventajas que estas bicicletas le ofrecen.