prevencia

Essilor, la empresa líder en lentes oftálmicas, acaba de presentar el primer tratamiento óptico que previene de futuras enfermedades retinianas, causadas por la incidencia de la luz azul proveniente de los dispositivos digitales.

Essilor fue la empresa que inventó las gafas progresivas, después logró el antirreflejo y ahora ha conseguido desarrollar el primer tratamiento que elimina la luz azul perjudicial para nuestros ojos.

¿En qué consiste el Crizal prevencia?

Hasta ahora, la calidad visual conseguida con unas gafas se mejoraba dándole un tratamiento a todo el cristal llamado antirreflejo. Este conseguía aumentar el contraste en baja luminosidad, ya que aumentaba la transmitancia de la lente.

Sin embargo, Essilor ha dado un paso más y aparte de aumentar la transmitancia del cristal, ha conseguido eliminar la luz azul artificial que se encuentra relacionada con el desarrollo de varias enfermedades retinianas.

Varios estudios independientes han conseguido demostrar, que el uso de gafas con prevencia consigue disminuir en un 25% la muerte celular retiniana.

Por lo tanto, disminuye drásticamente la posibilidad de sufrir enfermedades como la Degeneración Macular Asociada a la Edad, Retinopatías o Glaucoma. Enfermedades con alta prevalencia en personas mayores de 50 años que pueden desarrollar una ceguera irreversible.

Y además de prevenir estas enfermedades, al disminuir la muerte celular, también consigue mantener una mejor visión con el paso de los años.

¿Qué enfermedades previene?

Cataratas: Las cataratas son debidas al envejecimiento fisiológico del globo ocular. Suelen aparecer entre los 70 años y constituyen la primera causa de ceguera en el mundo, aunque tiene una fácil solución quirúrgica.

DMAE o Degeneración Macular Asociada a la Edad, es la primera causa de ceguera en el mundo desarrollado. El año pasado cambió su nombre a Degeneración Macular, eliminando lo de la edad ya que antes solo aparecía en personas mayores de 65 años y hoy en día, la podemos encontrar entre todas las edades. Su desarrollo lo justifican por el contacto continuo de la retina con la luz azul proveniente del sol y de las luces artificiales.

Se sabe que la luz azul provoca una toxina entre los fotorreceptores que si la retina no consigue eliminar, esta puede provocar la muerte de todas las neuronas fotosensibles a la luz, principalmente de los conos.

Retinopatía: Engloba una gran cantidad de patología inflamatorias retinianas, dónde la más importante es la diabética.

Glaucoma: Hoy en día es una enfermedad crónica, pero sino se diagnostica puede provocar la pérdida de visión. Y todo es a causa de un aumento desmedido de la presión intraocular que evita una irrigación correcta de las células fotosensibles.

Las gafas con lentes Prevencia son y serán consideradas como la mejor herramienta disponible hasta el momento para evitar casi todas las patologías oculares.