El pelo es importante en la estética de cualquier persona, pero lo es todavía más cuando hablamos de mujeres. Un hombre con entradas o calvo puede no ser tan atractivo para algunas mujeres pero nadie se le va a quedar mirando cuando vaya por la calle. En el caso de una mujer, seguramente llame mucho más la atención y sea percibido como más preocupante.

Si en el caso de los hombres la alopecia puede afectarles laboralmente, especialmente si trabajan de cara al público, en el caso de las mujeres esto es todavía más notorio. Una mujer que sufra de alopecia severa seguramente tendría que utilizar pelucas para poder trabajar de cara al público.

Calvas y pérdida de densidad de cabello

Viendo fotos de alopecia femenina es fácil determinar que en la mayoría de los casos las mujeres se enfrentan a pérdida de densidad del cabello o a pequeñas calvas diseminadas. Es mucho menos habitual que la calvicie sea del estilo de la que sufren los hombres.

Pero esto no quiere decir que sea menos importante. Recuperar el pelo es una prioridad para estas mujeres, pero no solo quieren volver a tener pelo, sino que quieren que este tenga una apariencia totalmente natural y que tenga las mismas características que el resto de su cabellera.

Gracias a la técnica FUE esto es posible y ahora los implantes de cabello no solo han mejorado en su apariencia, también en sus resultados siendo permanentes. El cabello implantado no sufre rechazos ni se vuelve a caer.

Entonces, ¿por qué hay personas que todavía no recurren a esta técnica? La respuesta hay que buscarla en el precio.

Injertos de cabello más económicos

Los injertos por la técnica FUE son bastante caros. Lo habitual es gastarse cinco mil euros, incluso el doble, en realizarse estos implantes en una clínica puntera de Madrid o de Barcelona. Una cifra que no todo el mundo puede afrontar y que disuade a muchas mujeres de acudirá poner remedio a su problema.

Por eso, cada vez son más quienes se informan sobre la posibilidad de realizarse injertos FUE en otros países, como Turquía, donde hay clínicas que están a la vanguardia mundial en implantes capilares, pero ofreciendo precios muchísimo más bajos. Tanto que sigue compensando ir a estas clínicas ya que a pesar de pagar el billete de avión y la estancia todavía se ahorra dinero respecto a la operación en España.